Publicaciones Similares

Un comentario

  1. Menuda historia, me sorprendió el final, a pesar de que no escapa de la acción que se supone que haría una buena madre: librar a los hijos del más mínimo dolor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *