Publicaciones Similares

5 comentarios

  1. Magnífico
    Me ha recordado mucho, aunque aparentemente no tengan tanto que ver, a París en el siglo XX, de Verne, y supongo que la elección del nombre del protagonista me ha empujado todavía más a ello. De cualquier manera me encanta, el ritmo está conseguido magistralmente, para leerlo a la carrera, en mortal crescendo, hasta la llegada de la rama de cedro y el pájaro. Solo quería dejar aquí mi enhorabuena al autor, si esto leyere.

    1. Totalmente de acuerdo, Franky. Es un relato magnífico, vertiginoso y angustioso. No lo había asociado con el París de Verne, pero creo que no has errado. Gracias por tu comentario. Estoy seguro de que Carlos Pérez Jara lo leerá.

    2. Muchas gracias, Franky, por tu comentario. Me alegra que te haya gustado este cuento. Un saludo.

  2. Por un momento pensé que la sensación de ir leyendo cada vez más rápido solo me había pasado a mí; este relato es una visión de la vorágine a la que nos enfrentamos casi a diario, todavía no contamos en facciones de segundo ¿cuánto falta para llegar a eso? Afortunadamente parece que bastante, parece.

    1. Sí, es un relato vertiginoso que nos atrapa y no nos suelta. Esperemos que falte mucho, aunque…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.